Pulled Apart By Horses, liberar, disfrutar, regalar. Moby Dick (05-mar-2012)

Fecha: marzo 8th, 2012 | Autor: | Archivado en: Actualidad, Conciertos, Música | Tags: , , | Sin Comentarios »

© Antonio Carralón

Hace pocas semanas, preguntados por la epiléptica forma de comportarse sobre el escenario, los integrantes de Pulled Apart By Horses decían entre risas: “No sé qué problema tenemos pero hay algo que nos impide estar quietos más de un segundo” Pues doy fe. La energía derrochada anoche por estos bestias fue algo impresionante. Y voy a cambiar lo de derrochada. Voy a hacerlo por liberada, porque hablar de derroche es faltarle al respeto a ellos y al público que se vuelve loco en sus conciertos. Derrochar es perder, desperdiciar. Y liberar es disfrutar, regalar.

Tras el llenazo de la noche anterior con Example, la Moby Dick cambió radicalmente de tercio y registró una pobre entrada para ver el último concierto del mejor post-hardcore del mercado en forma de gira de presentación del brutal largo Tough Love (2012) que los de Leeds publicaron recien entrado el año y que tan buenas críticas les está reportando. La poca afluencia de público es injusta tanto para ellos como para los que se lo perdieron porque, hoy por hoy, el suyo es uno de los directos más divertidos y enérgicos a los que se puede asistir, y digo ésto mordiéndome la lengua para no encumbrarlo como el que más. Pero lo bueno es que pese a merecerse llenar todos los recintos por los que pasan y no hacerlo, ellos no se amilanan y les da lo mismo tocar frente a 100 que frente a 10.000. Darlo todo es su premisa, lo disfruten más o menos personas. Sin tregua ni prisioneros, sin descanso ni concesiones, cuatro tiparracos sudados haciendo el animal tocando unos riffs de los fáciles en cuanto a técnica pero de los que no se te van a ocurrir canturreando en el autobus. A tí no, pero a ellos sí.

© Antonio Carralón

© Antonio Carralón

Junto al Tough Love (2012), Pulled Apart By Horses tienen otro disco de estudio, Pulled Apart By Horses (2010) cargados ambos de vertiginosos temas con una duración media de 3 minutos entre los que me cuesta decicirme por uno u otro, qué placer… Y la puesta en escena de los mismos es la de las fotos de este artículo, energía a raudales arropada por una acústica que sobrepasa los decibelios medios de cualquier otro concierto sí o sí. Brutal, al menos eso es lo que me seguían diciendo mis tímpanos 24 horas después.

© Antonio Carralón

© Antonio Carralón

En cuanto a los temas en cuestión, no voy a hacer la típica lista de “me gustaron éste y aquel“, sólo voy a destacar la salvaje versión que hicieron del Tourettes de Nirvana (salvaje de por sí), detalle que les vuelve más respetables aún si cabe, con lo cual invito a los lectores a abrir su gestor de temas musicales favoritos y escribir el nombre del grupo para que comprueben por sí mismos a qué me refiero cuando digo eso de energía liberada.

Galería de fotos del concierto aquí.

Texto: Antonio Carralón.



Enviar Comentario